Chis Mexico
Sin categoría

Compongo música sobre todo para mí, afirma Demián Bichir

▲ Estar frente al piano es tan necesario como comer o respirar, señala el intérprete actoral.Foto cortesía Gerardo Jiménez S / Prensa Danna

Ana Mónica Rodríguez

 

Periódico La Jornada
Martes 27 de diciembre de 2022, p. 7

Desde muy pequeño, Demián Bichir no solo pisó los escenarios teatrales, también componía canciones y jugueteaba con la guitarra y el piano.

En el hogar de los Bichir Nájera, se escuchaba todo tipo de música. “Por eso nos gustan todos los géneros: tríos, mariachi, boleros, Beatles, Stones, música clásica, ópera, Aretha Franklin, canciones de protesta y hasta (el himno obrero) La Internacional. Mi padre nos despertaba cantando ‘Arriba, víctimas hambrientas… arriba, vamos a luchar’”, recordó el actor en entrevista con este medio.

Bichir, quien ha sido dirigido por Oliver Stone, Ridley Scott, Chris Weitz y Quentin Tarantino, ha interpretado múltiples y diferentes personajes. Tiene una nominación al Óscar y recientemente estrenó su ópera prima fílmica, Un cuento de circo & A love song, en la Cineteca Nacional. Habló sobre su faceta melómana, sus composiciones y el proceso creativo de sus producciones.

“La música siempre ha sido parte fundamental de mi vida. Cuando tenía 11 años, mi padre me regaló mi primera guitarra. Siempre digo que no toco la guitarra ni el piano, sino que jugueteo con ellos. Cuando llegué a Los Ángeles, hace 35 años, grabé un tema con mi cuate Javier Pontón –un músico de verdad– sólo para ver qué tal sonaba una canción mía con arreglos”, relató.

Milanés y Silvio, inspiraciones

Entonces, “nos clavamos y terminamos 10 canciones. Soledad de niño fue el primer álbum que grabé. El título se lo da una canción que habla de los niños que viven en guerra. Compongo desde pequeño. Le escribo a todo, sobre cualquier tema, pero claro que el amor y el desamor son predominantes”.

Explica que sus inspiraciones han sido los cantautores cubanos Pablo Milanés y Silvio Rodríguez; fueron grandes detonadores para que compusiera canciones. Los vi por primera vez a los 13 años en el antiguo Auditorio Nacional y quedé embrujado. Me parecía maravilloso que alguien con solo una guitarra dominara un concierto completo antes miles de espectadores.

No obstante, “escucho todo tipo de géneros. En mi iPhone tengo desde rock clásico hasta óperas, pasando por Cecilia Bartoli, Gustavo Cerati, El Mastuerzo, Pedro Infante, Pavarotti y Osaín del Monte, entre otros. Escucho mucho Amor, el álbum que hizo Haydeé Milanés con su padre. Es hermoso”.

Agrega: Vamos a extrañar mucho a Pablo siempre.

El reconocido intérprete actoral acepta: “Creo que soy mejor músico ahora. Mis canciones son más elaboradas en E4, la más reciente producción. Lo más importante de este álbum es que está hecho por una sola persona en su totalidad. Nada mal, para no ser ingeniero ni músico profesional. Es la primera vez que incluyo temas en inglés en un álbum. Los temas piden lo que necesitan cuando nacen. Los que están en inglés nacieron así”.

Sobre el disco, creado durante la pandemia, detalló: “Partió de tres temas que le había escrito a Stefanie Sherk (su esposa fallecida); dos de ellos después de que partió. Salieron expulsados de mi alma para materializar lo que estaba sintiendo, y me seguí de frente. Recuperé ideas que estaban en el tintero, más dos temas que le compuse a Gala (su hija); otra que escribí hace mucho con mi amigo Octavio Galindo, quien también se fue antes de tiempo, y un cóver de While My Guitar Gently Weeps, de George Harrison”.

Prosiguió: “La canción que escribió Octavio se llama Cuando toques fondo, yo hice la música. Mucha gente piensa que también la compuse después de la partida de Stefanie, pero habla de lo que significó para mi amigo dejar el alcohol. Los arreglos de los nueve temas fueron naciendo solos mientras metía los primeros tracks de guía. Cada canción pedía algo distinto. Sunshine Girl es un experimento, una canción con una sola nota. Toda es en do y Cuando toques fondo sólo pidió una guitarra”.

Durante la cuarentena se detonaron las emociones y para Demián Bichir no existe duda de que “el arte sana. Ya sea que lo explores haciéndolo o que lo consumas. Paso mucho tiempo con la guitarra o frente al piano. Se me van las horas y no me doy cuenta. No pensé que fuera posible hacer un álbum completo yo solo. ¡Suponía que únicamente Paul McCartney podía! –dice y sonríe–. Lo mejor de hacerlo así es que puedes grabar las horas que quieras a la hora que quieras”.

–Entre tus planes está seguir haciendo música? –pregunta la reportera.

–Es inevitable. Es una necesidad. Es como respirar o comer. Estoy seguro de que produciré otro álbum. E4 es el proyecto personal más importante que he realizado. Todo lo demás lo haces en colaboración con más gente. El género que me gusta es el que me da la libertad de componer lo que quiera como quiera. Es una ventaja no tener disqueras que digan qué hacer o cómo hacerlo. Compongo para mí principalmente. Ahora es fácil poner tu música al alcance de todos y E4 está en todas las plataformas”.

Demián Bichir, quien tiene 59 años de edad, aseguró que tanto su película Un cuento de circo & A love song y el álbum E4 han sido de los tiempos más felices de su vida; son los dos proyectos más personales que he hecho.

El largometraje está en cartelera en la Cineteca Nacional, mientras el disco se encuentra en plataformas digitales.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Famosos que tuvieron suerte en el juego y ganaron la lotería

Chis Mexico

Los SAG Awards nominan a ‘Banshees’, ‘Everything’ y Zendaya

Chis Mexico

No más TikTok en dispositivos gubernamentales dentro de 30 días

Chis Mexico