Chis Mexico
Sin categoría

Ferrari, película biográfica sólida, pero que no acelera el corazón

Foto

▲ Fotograma de la cinta Ferrari, del director Michael Mann, protagonizada por el actor Adam Driver.

Ap

 

Periódico La Jornada
Miércoles 27 de diciembre de 2023, p. 9

Los Ángeles. Napoleón Bonaparte, Leonard Bernstein, Willy Wonka., Aquaman: hay muchas películas de Guy Movie Heroes cuando termina 2023. Y sin embargo, otra se acerca: Ferrari.

El director Michael Mann ha puesto su atención en otro tipo super masculino estoico, brillante y destrozado: Enzo Ferrari. La película está ambientada durante unos meses turbulentos de 1957, cuando la vida privada y profesional del fabricante de automóviles italiano amenazaba con salirse de control.

Es un vehículo sólido pero te dejará, bueno, impasible.

Ferrari tiene un excelente trabajo de Adam Driver como Ferrari, envejecido durante dos décadas con canas en las sienes, gafas de sol sujetas a su cabeza en todo momento y una conducta gélida.

Cuando lo conocemos, Ferrari se encuentra en una encrucijada. Necesita aumentar la producción y vender cientos de automóviles al año o arriesgarse a llevar a la quiebra la empresa que él y su esposa, Laura, construyeron a partir de las cenizas de la guerra mundial.

Enzo y Laura todavía se estánrecuperando de la pérdida de un hijo por distrofia muscular, pero ella no sabe que el señor Ferrari tiene otra familia: una novia (Shailene Woodley genial pero equivocada) que ha dado a luz a un hijo secreto.

Laura es interpretada por Penélope Cruz, cuyo dolor es profundo, sus ojos pesados, su andar lento, posiblemente sobreactuado. Laura sabe que su marido es un canalla, pero la regla es que debe estar en casa antes de que llegue la criada con el café de la mañana. Es una señal de que la superficie de las cosas importan.

La vida pública y privada de Ferrari llegará finalmente a un punto crítico con los resultados de la traicionera carrera de mil millas en toda Italia, la Mille Miglia. Si Ferrari tiene un buen desempeño (y avergüenza a su competidor Maserati), puede cumplir con los pedidos y todo irá bien. Si no, desastre.

La mayor parte del conjunto de herramientas de Mann está aquí: un trabajo de cámara ingenioso y de mal humor, un entorno poético y un mayor uso de la música, incluso el porno automovilístico de Miami Vice. Pero Ferrari –a pesar de que el director se inclina por la ópera italiana– no logra encenderse. Una escena mientras los conductores recorren simultáneamente una pista no funciona sin importar qué tan alto se suba el volumen.

Parte del problema es el guion de Troy Kennedy Martin, que intenta tener ambas cosas: un drama doméstico y también algunas escenas de carrera cinéticas y soberbias, con gruesos engranajes metálicos chirriando, motores rugiendo y valientes conductores con gafas arriesgando sus cuellos a 210 kilometros por hora.

Ferrari está al margen, sólo dando órdenes, por lo que perdió en la segunda mitad de la carrera; nunca invirtió realmente en los cinco pilotos que envió para representar a la marca. La distancia es una parte extraña de la película y los espectadores lucharán por encontrar un corazón en la fresca elegancia.

Driver realiza lo mejor que puede hacer un actor para revelar la calidez dentro de Ferrari, que parece más vulnerable sólo en la cripta de su hijo. Afuera, grita cosas como debo tener el control total y exige a sus conductores que tengan pasión mortal.

La película tiende a perderse (tal vez fetichizar) en el arte italiano: camisas a medida, plumas estilográficas, colectores curvos de escape, tazas de capuchino y la gloria de las ciudades de calles adoquinadas de Italia.

Sobre todo esto pende la pérdida (hijos, hermanos y conductores mueren), de modo que los nuevos decesos son casi comunes y corrientes. Ferrari no pierde el ritmo cuando ya no está un empleado clave; contrata a otro incluso antes de que el cuerpo se enfríe. Todos sabemos que la muerte está cerca, afirma.

Pero el espectador no es tan insensible y un suceso horrible durante la gran carrera destraba la película. El final queda sin resolver y trágicamente desviado con el motor roto. El fracaso ha sido arrebatado de las fauces de la victoria.

El hecho de que conozcamos el futuro de Ferrari (producirá elegantes y costosos roadsters codiciados e insultados a partes iguales) elimina parte del peligro. También es difícil apoyar a un director ejecutivo rico que tiene una amante. En todo caso, esta es una película que te hará pisar el acelerador un poco más fuerte al regresar a casa.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Filme aborda la esencia de Whitney Houston, no su imagen, dice Naomi Ackie

Chis Mexico

5 películas indispensables para conocer a Luis Buñuel

Chis Mexico

Las calles son nuestras y les ponemos el sabor, dice la sonidera Lupita La Cigarrita

Chis Mexico