Chis Mexico
Sin categoría

Necesitamos el humor de Frasier ahora más que nunca, afirma Kelsey Grammer

Foto

▲ El actor consideró que la comedia ha sufrido una transición hacia ser más insulsa.Foto Europa Press

Europa Press

 

Periódico La Jornada
Jueves 21 de diciembre de 2023, p. 8

Madrid. Hace casi cuatro décadas, Kelsey Grammer interpretó por primera vez al doctor Frasier Crane en la mítica telecomedia Cheers. Tal fue el éxito del personaje, que aquel siquiatra tan redicho como brillante amante del arte y el lujo tuvo su propia serie. Una ficción que, con un total de 264 episodios repartidos en 11 temporadas, fue tan longeva como la original y que ahora, casi 20 años después de su última entrega, resucita con una continuación cuya primera temporada ya está disponible en Skyshowtime.

Grammer visitó España para promover la serie con la que ha retomado el papel que lo convirtió en estrella global y le reportó múltiples premios, entre ellos cuatro Emmys como mejor actor de comedia. Volver fue muy fácil. Este personaje forma parte de mi memoria muscular. Frasier vive dentro de mí, siempre lo ha hecho, así que fue como ponerme una vieja chaqueta, afirmó en una entrevista concedida a Europa Press en la que asegura que, aunque en un principio estaba contento de dejar ir al personaje definitivamente, los exitosos regresos de otras series de la época, como Roseanne y Will & Grace, fueron un factor decisivo que lo hizo cambiar de opinión.

“Entonces hubo gente que comenzó a hablar de ella y pensé que Frasier tenía más de una historia que contar. Tiene mucho potencial narrativo y eso fue lo que me animó a volver. Pero, en general, desde el primer instante en que decidimos hacerlo, sabíamos que iba a ser una serie sobre Frasier y Freddy, acerca de cómo dos hombres adultos distanciados vuelven a reunirse”, explicó el actor estadunidense.

En esta nueva era de Frasier, el doctor Crane regresa a Boston para escribir el siguiente capítulo de su vida en el que buscará cumplir un par de sueños pendientes, forjar nuevas relaciones, aceptar nuevos retos y, sobre todo, acercarse a su hijo, Freddy Crane, interpretado por Jack Cutmore-Scott, del que lleva varios años distanciado.

Aunque nunca fue una serie grosera y siempre tuvo un humor fino o, como lo define Grammer, elevado, el actor y productor admite que la forma de hacer reír ha cambiado en estos 20 años y hay que tener más prudencia, ser más precavido, considerando la sensibilidad actual, que es más alta. Hay ese problema. Sin embargo, nuestro estilo de humor siempre fue elevado, así que eso no nos ha afectado, sostuvo.

Única, en su forma de hacer reír

En su reflexión sobre el estado actual de la comedia, y de la industria en general, Grammer cree que todavía hay hambre de series como Fraiser, de ficciones que quieran ir más lejos en términos de su valor, y nosotros mantenemos nuestro listón ahí, en un objetivo elevado y eso ahora es algo más valioso que nunca, señaló.

En este sentido, el actor asegura que fue una serie única en su forma de entender y ejecutar el humor, en el noble arte de hacer reír. Cheers también lo fue, pese a que era más distendida… una comedia de amigos un bar. Pero Frasier siempre conectó con el público y fue elevada. Creo que tal vez la gente no lo sepa, pero probablemente se necesita ese tipo de humor ahora más que nunca. Es muy oportuno, aseguró.

Todo un alegato a favor de la sitcom y su fórmula clásica y tradicional que puede resultar chocante o ir contracorriente en la era del streaming y la saturación de contenidos. Oh, la industria, la arena. Bueno, hay más lugares que nunca para encontrar entretenimiento. ¿Es bueno? No lo sé, se limitó a contestar con una irónica sonrisa al ser interrogado por la calidad de las series actuales. Más no es necesariamente mejor. Creo que el mundo experimenta el hecho de que tal vez haya demasiado contenido, añadió.

Hay muchas cosas que me gustan y otras que no. Creo que la comedia ha sufrido en su evolución en América… e incluso en todo el mundo una transición hacia ser más insulsa, más obsesionada consigo misma, resaltó Grammer. Añadió que, posiblemente, la gran oferta de contenidos y medios por los que acceder a ellos están minando lo que define como experiencia de comunidad.

En esta misma línea, subraya la paradoja que supone el hecho de que cada vez hay más medios y puentes tecnológicos para conectar a gente que prefiere quedarse distanciada. Todo esto me parece un poco raro, pero creo que todavía tenemos hambre de una experiencia de comunidad. Considero que necesitamos encontrar un modo de vivir en comunidad y reírnos juntos un poco más, propuso el actor.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Irina Shayk pasa un rato agradable con Leonardo DiCaprio

Chis Mexico

Ninel Conde presume su rutina en el gym y amor propio en Instagram

Chis Mexico

Las películas cambian la vida; cuando uno se mira en la pantalla ve sus sentimientos

Chis Mexico