Chis Mexico
Sin categoría

Reabre sus puertas el Teatro Fru Fru para rendir homenaje póstumo a La Tigresa

Foto

▲ Fachada del inmueble ubicado en Donceles 24, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.Foto Tomada del Facebook de la empresaria chiapaneca

Foto

▲ La actriz Irma Serrano durante un acto en el recinto.Foto Tomadas del Facebook de la empresaria chiapaneca

Foto

▲ Parte interior del icónico sitio.Foto Tomadas del Facebook de la empresaria chiapaneca

Ángel Vargas

 

Periódico La Jornada
Sábado 4 de marzo de 2023, p. 6

Tras permanecer poco más de cinco años cerrado al público, el Teatro Fru Fru reabrirá de nueva cuenta hoy sus puertas para rendir homenaje póstumo a Irma Serrano, La Tigresa, quien fue su propietaria durante medio siglo, desde 1973 hasta el día de su muerte, acaecida el pasado miércoles a los 89 años.

Se tiene previsto un acto que comenzará a las 11 horas y concluirá en torno de las 16 horas, en el que estarán las cenizas de la cantante, actriz y empresaria chiapaneca del espectáculo, cuyos restos fueron cremados la noche del miércoles, quien será despedida con música –habrá marimbas y mariachis–, así como con testimonios de amigos, colegas y personas allegadas a ella, además de una ceremonia religiosa, aunque ésta será de carácter privado.

Así lo informó ayer a La Jornada su sobrino nieto Luis Felipe García Morales, quien afirmó que aquel icónico recinto –uno de los emblemas del Centro Histórico y de la capital del país con sus casi 130 años de antigüedad– fue propiedad de la artista hasta el último momento, al igual que algunos de los departamentos que se encuentran en la parte superior del inmueble. “En realidad, todos los pisos eran suyos –aclaró–, pero vendió algunos para financiar su campaña al Senado en 1994”.

Asentado en el número 24 de la calle de Donceles, el Teatro Fru Fru ha permanecido cerrado a espectáculos públicos a partir de que Irma Serrano recuperó la propiedad en 2017, y desde entonces ha estado sometido a un proceso de remodelación, que fue retrasado por los más de dos años de pandemia, destacó Luis Felipe García Morales, quien precisó que funge como administrador de ese espacio desde 2015.

Actos privados y locaciones

El sobrino de La Tigresa habló de recuperar la propiedad porque la actriz no tenía la posesión y porque durante muchos años hubo gente que le quiso robar el espacio, pero ella siempre tuvo la propiedad. Personas que fueron abusivas, pero después se arregló la situación.

Así, agregó, “en papel y en posesión recuperamos la propiedad en 2017, y a partir de allí hemos estado dándole una manita de gato. (El teatro) ha funcionado para actos privados, locaciones, grabaciones de videoclips, telenovelas, y todas las plataformas que hay ahora lo usan mucho.

No lo hemos abierto al público con obras de teatro porque tratamos de ser muy responsables en cuanto a terminar primero la remodelación, porque mi tía sí dejó una vara bastante alta; entonces, quiero hacer algo bonito y abrirlo cuando esté más completo.

– ¿Para cuándo prevé tener listo el teatro para su reapertura?

–No tengo plazo. Mis tiempos cada vez cambian, pero espero que ya pronto. Esto (el fallecimiento de la artista) nos tiene que mover de alguna forma, veníamos en el proceso, pero la pandemia nos detuvo dos años, ya debería estar listo. La fecha que teníamos pensada para reabrir era en diciembre 2021.

– ¿Dejó doña Irma asentada alguna disposición legal con respecto a la propiedad del teatro y su futuro?

–Creo que sí, pero no es el tema ahorita. Éste tiene que ser hoy despedirla a ella, recordarla bien; ya después vendrán ese tipo de temas, sobre los que hay mucho interés, no sé por qué.

–Es un tema importante, porque se trata de uno de los legados públicos de su tía y uno de los patrimonios de la ciudad y el país.

–Y es complicadísimo porque nadie ayuda, no tengo subsidio, apoyo, ni siquiera piedad de la ciudad o de impuestos o de alguien; o sea, todo mundo trata de ver por sí mismo, y esa parte es complicada.

Es un inmueble de los que no hay muchos. Es decir, la historia que tiene, la estructura, lo arquitectónico, no hay otros de su tipo, y sería muy lamentable que se perdiese, pero nosotros haremos toda la lucha, como ella también lo hizo. Es parte del legado que nos deja. Ella compró el teatro el primero de marzo de 1973 y falleció ese mismo día en este año; es decir, justamente 50 años después de haber comprado el Fru Fru.

–¿Qué tipo de programación tiene pensada para el teatro?

–Mi tía siempre hizo un teatro de y para el pueblo. Ella tuvo siempre mucha apertura, fue el primero que abrió su espacio a la comunidad LGBT; lo que ella presentó siempre fue bastante polémico, singular y apartado de lo que normalmente se hacía. Es un teatro que tiene mucha apertura.

Entonces, no cambia nada, ni tendría por qué cambiarse. Lo único es lo que arquitectónicamente se siga haciendo y adecuarlo a las normas actuales. El equipo técnico que usaban antes no es el mismo al de ahora, como tampoco las normas de seguridad. Entonces, ésa es la parte que hay que ir adecuando, y dejarlo lo más bonito que se pueda; se debe cuidar todo.

De acuerdo con Luis Felipe García Morales, el Teatro Fru Fru está en una situación crítica en cuanto al entorno que lo rodea. Explicó que si bien los sismos de tiempos recientes no le causaron afectaciones, sí lo hicieron con un edificio contiguo cuya estructura está recargada en los departamentos que hay en la parte superior del teatro y los dañó.

Y el gobierno de la ciudad, ni sus luces, a pesar de que se han metido escritos. El tercero y cuarto pisos están en malas condiciones, va a haber un accidente. El tema no es el teatro, está intacto.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Imelda Garza, esposa de Julián Figueroa, rompe en llanto en entrevista

Chis Mexico

Carlos Vives defiende a Shakira por su reacción tras la separación de Piqué

Chis Mexico

What you ought to Know About Ukrainian Single Women Dating

Chis Mexico